El 14 de noviembre se conmemora el día mundial de la diabetes, enfermedad crónica que se desencadena cuando el páncreas no fabrica insulina suficiente o cuando el organismo no la utiliza eficazmente. La insulina es una hormona que fabrica el páncreas y permite que las células aprovechen la glucosa como fuente de energía. Mantener constantemente niveles altos de glucosa en la sangre podría desencadenar alteraciones en diversos órganos como el corazón, los vasos sanguíneos, riñones, nervios, ojos.

Existen dos tipos de diabetes, la tipo 1 y 2:

  • Diabetes mellitus tipo 1 tiene mayor incidencia en niños y jóvenes, ya que se produce producto del propio sistema inmune del paciente, que produce una destrucción de las células beta del páncreas, lo que origina una deficiencia total de insulina.
  • Diabetes mellitus tipo 2, puede afectar a personas de cualquier edad, ya que es producida por la obesidad, sedentarismo y/o antecedentes familiares.

En la encuesta nacional de salud, efectuada en 2017, se encontró que 12.3% de las personas encuestadas, tienen niveles alterados de la glicemia, que permiten sospechar que tienen diabetes mellitus[i]

Por otro lado, se ha visto que en el caso de la diabetes mellitus 2, hay factores que se pueden manejar y eventualmente evitarían la progresión a tener la enfermedad. Son tan importantes estos factores de riesgo que en el 23% de los casos se podría haber evitado la progresión a diabetes si no hubiesen estado obesos.[ii]

Síntomas:

1.- Orina frecuente y abundante.

2.- Mucha sed, llegando a ser incontrolable.

3.- Visión borrosa.

4.- Pérdida de peso sin razón aparente.

5.- La mayor parte del tiempo en su inicio es asintomática.

Es importante destacar, que no necesariamente si presenta uno de estos síntomas quiere decir que usted tenga diabetes mellitus, pero es importante que visita a su médico y se realice constantemente exámenes de rutina para descartar o detectar la enfermedad en sus inicios.

Para prevenir esta enfermedad, es importante llevar una vida activa sana.

Aquí le dejemos unos consejos:

  • Dieta equilibrada: Una dieta equilibrada es fundamental para mantenerse sano y controlar el azúcar en sangre. Incluya diariamente a su alimentación alimentos altos en fibras como son las frutas y verduras, evite consumir abundante masas y azúcar refinada.
  • Ejercicio físico: El ejercicio ayuda a estar en forma, a quemar calorías, a reducir la grasa corporal y aumentar masa muscular. Además, reduce el nivel de azúcar en la sangre y, al igual que la insulina, ayuda también a que tu cuerpo utilice su azúcar eficazmente.
  • Consulte con un médico y tome el control de su vida: La insulina es una hormona producida por las células beta del páncreas, ella permite utilizar la glucosa (azúcar) para generar la energía que necesita toda persona para vivir. La insulina reduce los niveles de azúcar en la sangre. Por lo tanto, es importante visitar a su médico anualmente y realizarse exámenes de rutinas.

En Sanasalud Pedro de Valdivia contamos con médicos diabetólogos.

Agenda tu hora al 600 006 1000


[i] https://www.minsal.cl/wp-content/uploads/2017/11/ENS-2016-17_PRIMEROS-RESULTADOS.pdf

[ii] https://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0178092