La enfermedad cardiovascular (ECV), que incluye la enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular, son la principal causa de muerte en Chile y el mundo. Se calcula que en 2012 murieron por esta causa 17.5 millones de personas, lo cual representa un 31% de todas las muertes registradas en el mundo.

Fuente: OMS, mayo de 2017

¿Qué son las enfermedades cardiovasculares?

Las enfermedades cardiovasculares (ECV) son un grupo de desórdenes del corazón y de los vasos sanguíneos, entre los que incluye:

  • Cardiopatía coronaria: enfermedad de los vasos sanguíneos que irrigan el músculo cardiaco.
  • Trombosis venosas profundas y embolias pulmonares: coágulos de sangre en las venas de las piernas, que pueden desprenderse y alojarse en los vasos del corazón y pulmón.
  • Enfermedad cerebrovascular: enfermedad de los vasos sanguíneos que irrigan el cerebro.

 

Los ataques cardiacos y accidentes cerebrovascular (ACV) suelen suceder por una combinación de factores de riesgos, tales como el tabaquismo, mala alimentación y como consecuencia la obesidad, la inactividad física y consumo excesivo de alcohol. Todos estos factores causan hipertensión, diabetes mellitus 2 e hiperlipidemia que son finalmente los causantes de las enfermedades al corazón.

Síntomas de una enfermedad cardiovascular

Los síntomas de un infarto son variados, desde no sentir nada hasta lo más clásico, que se caracteriza por:

  • Dolor en el centro del pecho de tipo opresivo, que se irradia hacia el cuello y mandíbula, todo esto asociado a sudor frío, y eventualmente pérdida de la conciencia.

 

¿Cómo prevenir la ECV?

Existen muchas campañas que llaman a mantener un estilo de vida saludable, esto incluye:

  • Evitar los alimentos procesados.
  • Evitar alimentos altos en azúcar y grasas saturadas.
  • Disminuir el consumo de bebidas azucaradas.
  • Evitar el consumo excesivo de alcohol.
  • Evitar o disminuir el tabaco.
  • Realizar al menos 3 veces a la semana actividad física.

Hay que destacar que es importante realizarse exámenes de control anual, de esta manera se puede detectar cualquier anomalía o enfermedad cardiaca.

Dentro de los exámenes básicos que se deben realizar cada año, están:

  • Perfil lipídico.
  • Perfil bioquímico.
  • Glicemia 
  • Holter presión arterial (si tienes tomas de presión alteradas)
  • Electrocardiograma en reposo.

 

Evitar problemas al corazón depende de nosotros.