fbpx

El Día Mundial del Asma, patrocinado por la Iniciativa Global para el Asma (GINA), se celebra el primer martes de mayo, como colaboración entre los profesionales sanitarios y los educadores en asma para aumentar la concientización, así como para mejorar el cuidado de ésta enfermedad que afecta tanto a niños y adultos en todo el mundo.

En Chile, se calcula que el 5% de la población tiene asma. Este porcentaje podría ser mayor, pues no siempre quienes padecen esta enfermedad tienen conciencia de ella o no han sido diagnosticados aún. A nivel mundial, existen más de 350 millones de personas asmáticas.

Si bien, el 95% de los casos se pueden tratar eficazmente con los tratamientos disponibles al día de hoy, no tratar la enfermedad puede provocar daños irreversibles en el sistema respiratorio del paciente.

Los signos y síntomas del asma comprenden:

  • Tos seca persistente, especialmente relacionada a ejercicio físico, enfermedad viral, alergenos, contaminación ambiental, etc.

Además de tos puedes presentar sensación:

  • Falta de aire
  • Dolor u opresión en el pecho
  • Problemas para dormir causados por falta de aire, tos o silbido al respirar
  • Un pitido o silbido al respirar que puede oírse al exhalar (el silbido al respirar es un signo frecuente de asma en los niños) después del ejercicio físico.

Complicaciones

Las complicaciones del asma son:

  • Signos y síntomas que interfieren en el sueño, el trabajo o las actividades recreativas
  • Días de ausencia al trabajo o a la escuela por enfermedad durante los ataques de asma
  • Alteraciones anatómicas de las vías aéreas que afectan la función respiratoria.
  • Atenciones de urgencias y hospitalizaciones por crisis de asma.

 

Prevención

Aunque no exista forma de prevenir el asma, la consulta oportuna permite administrar un tratamiento adecuado evitando que ocurran ataques de asma.

  • Consulta a tu médico e investiga las cosas o situaciones que desencadenan el asma.

Tú puedes ser alérgico y estar conviviendo con tu alergeno como; ácaros, caspa animal, pólenes de flores, árboles, maleza, humedad, etc.

  • Sigue un plan de acción para el asma.
  • Vacúnate contra la influenza y contra la neumonía.
  • Identifica y trata los ataques a tiempo.
  • Recibir los medicamentos adecuados.
  • Presta atención al incremento en el uso del inhalador de alivio rápido.

 

Un diagnóstico oportuno permite recibir un tratamiento adecuado y tener una vida normal.